Puede parecer tonto, pero no siempre el precio es el principal motivador de la compra. Créelo, si el producto tiene mayor valor agregado y ayuda al cliente a resolver un problema, no le importará pagar más por ello.

Por otro lado, una mala experiencia de compra puede arruinar su relación con el cliente. Veamos algunos consejos que pueden ayudar a disminuir las objeciones de los clientes y, consecuentemente, aumentar las ventas.

Ten un menú intuitivo

Si el consumidor necesita navegar mucho por tu sitio para encontrar los artículos que está buscando, puede terminar desistiendo de la compra. Tu menú debe ser claro e intuitivo para facilitar el proceso de búsqueda.

Pon productos destacados en tu sitio

Tener una lista de productos más vendidos, productos mejor valorados, opciones del consumidor, entre otras segmentaciones, ayuda a reducir el tiempo de búsqueda del consumidor y mejorar su experiencia en tu página.

Haz posts patrocinados

Más del 60% de los consumidores buscan recomendaciones en Internet antes de hacer una compra. Elabora posts en las redes sociales y entra en contacto con influencers digitales para que recomienden tu producto.

Esmérate en la descripción

Cuanto más informaciones proporciones sobre el producto, más seguridad el consumidor sentirá para hacer la compra. Principalmente si trabajas con productos digitales, que no se pueden tocar.

Por eso debes dejar claro que estás vendiendo un producto digital y que la entrega se hará exclusivamente online. Si es posible, utiliza imágenes que ayuden a materializar tu producto, como una persona que lee en un tablet.

Expón la evaluación de compradores

La evaluación de productos es un desencadenador poderoso para aumentar tus ventas, así que asegúrate de dejarlas a la vista en tu ecommerce. Es importante resaltar que la cantidad de evaluaciones escritas tiene más peso para la decisión de compra que la nota general obtenida por el producto, de acuerdo con el Instituto Baymard.

Sigue los cambios del mercado

En Internet todo cambia muy rápido, razón por la cual es primordial estar atento al mercado, y principalmente, conocer las principales novedades en tu segmento. Monitoriza a la competencia para saber cómo se relaciona con tu público objetivo y céntrate en los inconvenientes no tenidos en cuenta por los grandes minoristas. Estas alternativas pueden tener un rendimiento financiero rápido, ya que la competencia es menor.

Crear contenido de valor

Para vender más tendrás que contar con una estrategia multicanal que abarque redes sociales, email y blog. Pero no basta estar presente en todos los medios, el emprendedor tiene que ofrecer un contenido de calidad, que realmente agregue valor a la rutina del comprador. Para ello, es necesario conocer muy bien quién son las buyer personas y saber qué tipo de asunto le interesan.

Haz una ‘copy’ atractiva

El término copy es la abreviatura del término inglés copywriting, cuyo significado es redacción. Es la habilidad de escribir un texto cuyo objetivo sea convencer al lector a realizar una acción.

El consejo de oro para una buena redacción es: enfoca en las ventajas y no en las características del producto. Por ejemplo, si vendes un curso online que enseña cómo ejercitarse en casa, en lugar de “haz una clase de 40 minutos de ejercicio funcional”, tú puedes usar “aprende a ejercitarte usando los utensilios que tienes en casa”, y reforzar lo que el comprador obtendrá de ese contenido.

Incentiva compartir tu página en las redes sociales

Las redes sociales ayudan a generar enormes cantidades de tráfico hacia tu sitio web, contribuyendo al famoso brand awareness, que es el fenómeno en el que otras personas pasan a conocer tu marca.

Una manera sencilla de incentivar las interacciones es colocar botones de compartir redes sociales en tu sitio. También sugerimos que hagas pruebas para descubrir los mejores horarios para publicar en tu página, porque de esa forma crecen las posibilidades de que más personas interactúen con tu contenido

Deja claro los derechos del consumidor

A pesar de que el mercado electrónico está en franco crecimiento, la inseguridad sigue siendo un factor que impide a muchos consumidores comprar online. Para derribar esta objeción, deja claro todas las políticas que resguardan el derecho de tu consumidor, como:

Política de cambio y reembolso

Puede parecer extraño, pero los consumidores se sienten más seguros cuando saben que pueden solicitar un reembolso por esa compra o cambiar el producto si el artículo no se ajusta a sus necesidades.

Política de privacidad

Es el documento que explica cómo los datos proporcionados por el comprador (nombre, email, datos de pago) serán utilizados por el sitio. Al acordar con ella, el consumidor admite que está cediendo esas informaciones por espontánea voluntad.

Preguntas frecuentes

La sección de preguntas frecuentes, también conocida como FAQ, reúne los cuestionamientos más comunes de tu audiencia sobre su tienda y los productos que están expuestos allí, condiciones de pago, entre otras informaciones. Funciona como un servicio de asistencia al cliente ante demandas menos complejas, pero es interesante que pongas a disposición un email de contacto para las dudas que no estén respondidas en este documento.