En los próximos años el mercado electrónico debe pasar por algunos cambios para adaptarse a las necesidades de los consumidores. Comprueba algunas tendencias y cómo puedes adaptarte a ellas.

E-commerce cada vez más responsivos

A pesar de que la mayoría de las personas accede a Internet a través de dispositivos móviles, muchas tiendas virtuales todavía no se adaptan bien a las pantallas más pequeñas, como la del smartphone. La tendencia es que en los próximos años esa realidad cambie, ya que el diseño responsivo es uno de los ítems que más influye en la experiencia del usuario.

Nuevas formas de pago

Empresas como Apple, Amazon y Paypal ya están probando nuevas formas de pago para sus productos. La idea es que en breve el consumidor no necesitará más tarjetas de crédito y pueda utilizar la huella digital o cualquier otro tipo de identificación para completar la compra. El objetivo de este cambio es aumentar la confiabilidad del proceso como un todo, y reducir los fraudes que involucran medios de pago como la tarjeta de crédito.

Análisis del comportamiento del consumidor

Este apartado ya no es una tendencia, sino que forma parte de la realidad de quienes trabajan con ventas online. Algunas herramientas como Google Trends, que muestra las búsquedas más realizadas en el momento, y Google Analytics, que revela el comportamiento de los visitantes dentro de tu página, pueden proporcionarte información valiosa sobre tu audiencia y ayudarte a atraer a más clientes.

Programas de puntos

Actualmente, varias empresas trabajan con ese modelo, en el que el cliente es recompensado cada vez que hace una compra, y puede intercambiar puntos acumulados por nuevos productos o servicios. La “competencia” por los puntos alienta a nuevos consumidores a seguir comprando y puede funcionar como una estrategia para “recuperar” a los clientes antiguos.

Convergencia entre online y offline

E-commerces de productos físicos ya están estudiando maneras de crear una experiencia más completa para sus consumidores.

Farfetch, una lujosa plataforma de comercio electrónico que permite a las marcas vender online sin la necesidad de su propio negocio online, ha creado una tienda conceptual que utiliza los datos para mejorar la experiencia de compra sin conexión. Para obtener más información sobre la solución innovadora de Farfetch, lea este artículo de El Financiero.

Aplicaciones propias

Algunos ecommerces ya están desarrollando aplicaciones propias para facilitar la navegación de sus clientes y hacer el proceso de compras más intuitivo. Con estas herramientas el comprador puede insertar información de pago, eliminando la necesidad de rellenar esos datos cada vez que se complete una nueva transacción. Este canal también sirve para entregar contenido a los compradores de manera consistente.

Chatbots

Chatbots son interfaces de conversación que ayudan a su audiencia en ciertas tareas que se pueden resolver con preguntas y respuestas. Los chatbots más inteligentes detectan lo que el cliente busca a partir del uso de palabras clave e incluso sugieren servicios complementarios, lo que los hace excelentes herramientas para atender problemas de fácil solución.

Aprovecha la oportunidad de visitar nuestro post completo sobre chatbots.